Luces tenues sobre el escenario económico anual

El nuevo año llega para Cuba con muchas incertidumbres, cuando se trata de predecir el futuro económico de la Isla.

Si bien las vacas nunca han sido muy gordas en Cuba, el 2019 llegó como un escenario difícil para el panorama económico nacional, el cual se enfrentó no solo a la agresividad del gobierno norteamericano sino a contradictorias medidas locales aferradas en mantener las leyes de la economía atadas a principios políticos.

Predecir cómo será el año que comienza para los negocios constituye un ejercicio de alto riesgo, puesto que deben considerarse factores de diversa procedencia, como es el avance de la atracción de inversión extranjera, la cual debe ascender a un mínimo de 2 000 millones de dólares anuales para garantizar tasas de crecimiento económico considerables. Aunque en la principal puerta para este fin, la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, existe un aumento de las empresas relacionadas a la esfera productiva, solo 26 negocios, de los 49 existentes, están operativos.  

“Estamos comprometidos con la búsqueda de nuevos negocios para Cuba, pero es importante que estos recursos vayan dirigidos a los sectores estratégicos de la nación (turismo, agroalimentario, petróleo e industrias), a proyectos que propicien encadenamientos productivos, generen exportaciones y/o sustituyan importaciones”, declaró Rodrigo Malmierca, titular del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, durante la presentación de la Cartera de Oportunidades de Cuba 2019-2020, en noviembre pasado.

Si bien parece que se avanza a nivel país, otras políticas dependientes de aprobación gubernamental, como las restricciones aduaneras, la no importación con carácter comercial a todos los actores del sector privado y la ausencia de almacenes y mercados mayoristas bien abastecidos, mantendrán una repercusión negativa en el pleno despegue de los negocios no estatales.

Un ligero crecimiento de las ventas en los mercados agropecuarios con relación al 2018, la caída de las importaciones de pollo desde Estados Unidos y Brasil, y el decrecimiento de los visitantes extranjeros, la tasa de ocupación y los ingresos por el turismo en 2019, asuntos abordados por el economista Pedro Monreal en su Twitter, representan aspectos de alta influencia para el desarrollo tanto estatal como privado. 

Por último, el vuelco de la economía a la plena circulación del peso cubano, con la gradual eliminación del CUC, traerá dolores de cabeza aparejados al reajuste de las cuentas de muchos establecimientos, una reeducación monetaria popular y posiblemente el aumento de algunos precios.

Leer más Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

Por favor, espere....

Suscribete a nuestro boletin.

Por favor, introduzca su correo electrónico para que pueda recibir nuestro boletin de noticias.