IKEA compra un bosque en Georgia para restaurar árboles y proteger especie de tortuga

El Grupo Ingka, el mayor accionista del gigante del mueble IKEA, amplió su total de terrenos forestales, al adquirir 10.840 acres de bosque, cerca de la cuenca del río Altamaha, en el sureste de Georgia. A diferencia de otras compañías, con esta adquisición Ingka busca gestionar de manera sostenible los árboles y proteger el hábitat de las tortugas Gopher.

Los acres de bosque pertenecían a The Conservation Fund, una entidad sin fines de lucro que lleva tiempo adquiriendo grandes terrenos forestales. En cada espacio exige que se restauren los árboles y se protejan las especies autóctonas; después, el grupo revende los acres a otras empresas que se comprometan con cumplir esas políticas de preservación. Con las ganancias obtenidas, The Conservation Fund compra más bosques para su protección.

Ingka estuvo de acuerdo con las condiciones impuestas por The Conservation Fund, que incluyeron desde la restauración del bosque de pinos hasta la protección del hábitat de la tortuga Gopher, una especie única de tortuga nativa del sureste de Estados Unidos.

 “Nos sentimos honrados de trabajar con Ingka Group y aplaudimos su dedicación para preservar y mejorar la calidad de los bosques en Estados Unidos y Europa”, reconoció Larry Selzer, presidente del The Conservation Fund. “Los bosques bien administrados brindan beneficios esenciales, que incluyen agua limpia y un importante hábitat para la vida silvestre, además de mitigar el cambio climático”, añadió en un comunicado.

Ingka y su objetivo de ser climáticamente positivo para 2030

La compra del bosque en Georgia se inscribe en la estrategia de Ingka de absorber más dióxido de carbono del que emite para 2030. De acuerdo con un vocero de Ingka, el grupo no destina “ninguna cantidad significativa” de sus propiedades forestales en Estados Unidos para la fabricación de muebles de IKEA.

Ingka maneja 378 de las 445 tiendas IKEA en el mundo. En febrero de este año, la compañía dio a conocer que había logrado el objetivo de que el 98% de su madera utilizada proviniera del reciclaje o de fuentes certificadas por el Consejo de Administración Forestal de Estados Unidos.

“Realmente creemos que la gestión forestal responsable es posible y vemos que una gran parte de nuestra responsabilidad hacia la tierra que poseemos, y por extensión el planeta, es restaurar los bosques y plantar más de lo que cosechamos”, aseveró el director gerente de Ingka Investments, Krister Mattsson, en declaraciones ofrecidas a la cadena CNN.

De esta forma, Ingka ha aumentado su total de terrenos forestales en Estados Unidos, donde posee ahora 136.000 acres, en propiedades en Alabama, Oklahoma, Carolina del Sur y Texas. Además, cuenta  con parcelas en Estonia, Letonia, Lituania y Rumania.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website