Salvemos al Gran Chaco de América

Gran Chaco

La campaña “Compromiso por el Gran Chaco argentino 2030” pretende interpelar al Estado, al sector privado y a la sociedad de forma general, a accionar urgentemente para evitar la deforestación y conversión de los ecosistemas naturales.

Ya es una realidad, la campaña “Compromiso por el Gran Chaco argentino 2030” ha cobrado vida con el fin de sumar voluntades para trabajar por la conservación y protección de los bosques nativos y salvar a la región chaqueña.

Más de 70 organizaciones de la sociedad civil, comprometidas con el medio ambiente, firmaron el documento #GranChacoargentino2030, promovido por Greenpeace. A través del mismo se pretende interpelar al Estado, al sector privado y a la sociedad de forma general, a accionar urgentemente para evitar la deforestación y conversión de los ecosistemas naturales.

“El Gran Chaco se encuentra en situación de emergencia debido a la deforestación y conversión de sus ambientes naturales y necesita hoy del aporte de todos los sectores de la sociedad”, señala el documento.

Es la segunda ecorregión boscosa más extensa de Sudamérica, ocupando más de 100 millones de hectáreas entre Argentina, Paraguay y Bolivia. Tiene gran importancia para los habitantes del territorio y del país, ya que ofrece oportunidades para un desarrollo sostenible e inclusivo. Sin embargo, los bienes comunes y los servicios ecosistémicos que provee son finitos y requieren de un uso responsable y planificado que permita garantizar la subsistencia a lo largo del tiempo.

Hasta el momento, solo el 5,23% de la región del Chaco argentino está bajo protección legal (de las cuales escasas están efectivamente protegidas), el resto de las áreas naturales se encuentran altamente amenazadas. Como factor añadido, los desplazados suelen verse obligados a radicarse en la periferia de pueblos o ciudades vecinas o que están alejadas de sus lugares de origen.

El Compromiso apunta a la acción y la implicación de todos los sectores. Por un lado, alienta a la sociedad civil a la creación de una agenda común para lograr que la problemática se incorpore de manera efectiva al discurso político. Por otra parte, apela también al sector privado, al que insta, entre otras cosas, a cumplir y hacer cumplir de manera estricta la Ley de Bosques.

Gracias a la campaña “Tocá Madera” en redes sociales, desde Fundación Vida Silvestre Argentina, se logró que más de 6 millones de personas conozcan la problemática de la deforestación en el Gran Chaco. La acción estuvo enfocada en Instagram, donde se publicaron imágenes de árboles nativos del Chaco para que la gente pudiera tocar la madera a través de sus celulares y, con cada like, ayudar a cambiar la suerte de los árboles del bosque chaqueño.

El Compromiso Gran Chaco Argentino 2030 se ha echado a rodar. La expectativa es crecer en número de organizaciones adherentes e incorporar, definitivamente, el tema dentro de las preocupaciones cotidianas de los responsables de dictar y hacer cumplir las leyes.

Gran Chaco
Leer más Greenbiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website