AlaSoluciones: experiencias y expectativas de una mipymes

AlaSoluciones figura en la lista de las primeras 35 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) aprobadas en el país.

Este proyecto de jóvenes apasionados por el aeromodelismo, y especializados en el diseño y la fabricación de drones, e inscritos en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana desde el 2020, hasta el momento tenían categoría de Trabajadores por Cuenta Propia (TCP), sin embargo, a raíz de la actualización de las normas para el trabajo de los cuentapropistas en el país, debieron comenzar a pensar en cambiar su estatus legal, pues de lo contrario no podrían contratar a más de 3 trabajadores.

Hoy, ya aprobados para convertirse en mipymes por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP), aun están en medio del proceso de creación de la empresa y del registro mercantil de la misma.

Negolution conversó con Erick Carmona, uno de los fundadores del proyecto, para que nos contara cómo ha sido el proceso de convertirse de TCP a mipymes, y sus expectativas con este cambio de categoría de su negocio.

“Todo el proceso de convertirnos en mipymes fue bastante fácil, estuvimos en el grupo de los primeros 35 aprobados en el país, nos atendió muy bien el MEP, nos brindaron mucha ayuda y asesoramiento para poder formular nuestro objeto social. Además, la aplicación en la cual se hace todo el proceso, que desarrolló Dofleini, realmente ayuda muchísimo en lo que es la creación de la mipyme, sin trabas ni burocracia, todo se hace automático, a través de la plataforma”, asegura.

“Mi experiencia es que no es un proceso engorroso como pensamos que iba a ser y es meritorio el trabajo que ha hecho el MEP para que se ejecute todo esto de manera rápida y ágil. Ha sido una etapa de aprendizaje mutuo entre los especialistas del Ministerio y nosotros”.

Erick asegura que ser empresa es a la vez un cambio de paradigma, sobre todo porque estaban adaptados a trabajar como TCP, lo cual tiene sus ventajas y desventajas, pero al ser empresa privada deben organizarse más, pues al tener personalidad jurídica, crecen los beneficios, pero también las responsabilidades.

“Por otra parte está lo que tiene que ver con el reconocimiento de las mipymes, en el poco tiempo que llevamos, cuando llegas a un lugar a hacer trámites o negocios el trato es diferente, el reconocimiento social es diferente al que tienen los TCP”.

Cuando habla de las expectativas de AlaSoluciones con esta forma de gestión que reaparece en el panorama económico cubano, Erick piensa en crecimiento, en colaboración, en oportunidades.

“Como TCP habían muchos prejuicios cuando nos acercábamos a una empresa.  Nuestra primera expectativa es hacer un encadenamiento real con una empresa estatal y poder aportar nosotros. Pensamos aprovechar las ventajas de estos encadenamientos para crecer como empresa, para insertarnos en mercados, porque nuestra gran visión es que en las alianzas es donde está el triunfo, aliarnos con varias empresas para sacar un producto, un servicio. Creo que esa es la carta de triunfo: sumar”.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website