BAC: jóvenes comprometidos con el bienestar animal

Últimamente es frecuente encontrar en las redes sociales y otras plataformas digitales a numerosos artistas promoviendo la campaña “No compres uno de raza, adopta uno sin casa”, para la adopción de animales sin hogar.

Detrás de todo esto están los muchachos de Bienestar Animal en Cuba (BAC), una ONG encargada de proporcionar bienestar y una segunda oportunidad de vida a animalitos en condición de calle, abandonados o maltratados. Desde aquí se defienden no solo a los animales comunitarios o de compañía, sino que tiene en su mira a toda la fauna cubana. En palabras de sus miembros, velan por el medio ambiente de una manera diferente y atinada.

Con Javier Larrea, presidente de BAC, conversamos en Negolution para conocer de cerca de qué va este proyecto.

“BAC representa a cabalidad la frase «Juntos por el bienestar animal» que resultó herencia del proyecto socio comunitario Bienac. Es una red de voluntarios que desempeña un conjunto de acciones sin ánimo de lucro para poder hacernos cargo del rescate y alojamiento de animales abandonados según nuestras posibilidades y recursos, así como de la curación, adopción, y seguimiento de los mismos”, comenta.

BAC rescata animalitos de las calles, los rehabilita y los da en adopción responsable. Este último paso es muy importante para poder seguir ayudando a otros que lo necesiten, porque si no tenemos hogares temporales vacíos no podemos ayudar a más animales.

Abogaron durante mucho tiempo por la aprobación de una ley de protección animal en Cuba junto a otras organizaciones y activistas. Hoy trabajan apoyados en el Decreto sobre Bienestar Animal en Cuba que se aprobó el 10 de abril pasado y que entró en vigor el día 10 de julio de este año.

“Ahora que tenemos un decreto ley de bienestar animal pues lucha por su perfeccionamiento y modificaciones que juzguen el maltrato animal con todo el rigor que merece. Trabajamos porque prohíban el entretenimiento a costa del sufrimiento de los animales y sensibilizamos a la sociedad sobre la protección y la defensa de estos, ampliando el círculo de compasión”.

Con los emprendedores cubanos también han trabajado de la mano y establecido alianzas en las diferentes actividades que realizan. Reydan, Rey Tacos, Nativa, Bea Aceites, Orange&Red Fitness, Sofía Impresiones , Proyecto Entimbalao yAtalanta, son algunos de los negocios que encabezan de la lista de colaboraciones con esta ONG preocupada ( y ocupada) por el bienestar animal en la isla,  a través de donaciones de una parte de sus ingresos o ventas, descuentos para colaborar con causas, pero según los coordinadores de BAC lo importante no es la cantidad, sino cada vez sumar más personas al proyecto.

En Cuba no existen refugios ni perreras estatales, por lo que el trabajo de rescate y protección de animales abandonados recae sobre los hombros de ONGs como BAC. A lo largo de todo el país las casas de sus miembros y colaboradores se convierten en hogares temporales para recoger animalitos que requieren cuidados y tratamientos.

“Realizamos diferentes actividades como Feria de Adopciones, Ventas de Garaje, campañas de desparasitación, spots educativos, campañas publicitarias, esterilizaciones y muchas más actividades en pos del bienestar animal en nuestro país. Enfocamos nuestras acciones en el cuidado de los animales abandonados hasta que encuentran un hogar definitivo para ellos y a la vez concienciar sobre la responsabilidad que conlleva tener un animal”.

“La idea de involucrar a los artistas surge como necesidad de que apoyen estas campañas de bien público por el bienestar animal, nos ayuden a darle mayor visibilidad a lo que hacemos y lograr más personas sensibilizadas con el tema y eso se ha logrado. Muchas personas han conocido de nuestro trabajo, al igual que muchos de los animalitos se han dado en adopción y hasta hemos logrado visibilizar en la televisión la campaña y ha llegado a todo”.

“Esta campaña surge por la necesidad de dar en adopción animalitos que hemos rescatado, además de enfocar la atención a varios casos que llevaban tiempo en el sistema de adopciones y no tenían tanta suerte de ser adoptados por tener alguna condición especial (le falta una patica, es cieguita, tiene alguna secuela de una enfermedad, etc.)”.

La clave, según asegura Javier, está en concientizar y educar.

“Hemos participado en diferentes campañas de publicidad con los artistas a nivel de redes sociales pues en estos tiempos de Covid-19 no se podían hacer actividades culturales de gran envergadura, hacíamos ferias de adopciones con artistas promocionando desde sus redes sociales todas las actividades de nuestra organización, como las propias ferias, rifas, la campaña No compres uno de raza, adopta uno sin casa”.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website