¿Cómo los emprendedores cubanos aprovechan el boom del podcast?

En teoría, un podcast es un audio en streaming o archivo sonoro que se emite de manera periódica sobre una temática definida, presentado habitualmente por una o varias personas y que está subido a una plataforma online desde la que se escucha o descarga. Eso es en teoría, porque en la práctica, un podcast es la vía que ha encontrado la radio para montarse en el tren imparable de Internet y las redes sociales.

A diferencia del medio de comunicación masiva tradicional, el podcast tiene un punto a su favor: es una pieza de audio concebida para ser escuchada dónde y cómo el usuario decida, sin necesidad de que sea en tiempo real ni hallarse restringida a una localización determinada. Puede oírse un podcast emitido por la BBC de Londres mientras se recorren los tramos sin cobertura telefónica que tanto abundan en la autopista nacional de Cuba.

El término proviene del inglés y se construye a partir de iPod, reproductor portátil de audio digital, y broadcast, que significa transmisión o emisión, por lo que podcast vendría a ser una transmisión online digital para ser consumida en un dispositivo.

En los últimos años este formato ha experimentado un auge notable, no solo por lo fácil que se produce y consume, sino sobre todo porque permite fidelizar audiencias y simultanear actividades, con lo cual se convierte en un aliado ideal para todo tipo de públicos; de ahí que no pocos expertos recomiendan a emprendedores y negocios ya establecidos incluir el podcast en sus estrategias de marketing digital.

Entre las ventajas que se le reconocen a este formato figuran la cercanía y complicidad que la voz y el sonido establecen con los usuarios, por lo que se crean vínculos muy rápidamente. En lugar del texto frío, el podcast genera engagement, sensación de formar parte de una comunidad que llega a sentirse cercana, íntima y, por tanto, mejora la relación entre la empresa y el cliente.

Además, se trata de una herramienta muy económica que solo precisa de un equipo de sonido y algún programa de edición de audio. Aun cuando los costos son mínimos, apenas existe competencia, porque no abundan en Cuba las empresas que produzcan podcast para sus consumidores, a diferencia de redes sociales como Facebook e Instagram, donde la presencia de los emprendedores es notoria.

El podcast ayuda a construir una audiencia orgánica que puede “domesticarse” por medio del conocimiento acerca de los servicios o productos que ofrece el negocio, por lo que es un formato recomendado para el branding de la marca.

Ha de usarse, eso sí, con profesionalismo. Negolution recomienda tres claves a tener en cuenta por cualquier emprendedor que pretenda incursionar en este formato.

1. El podcast no debe reproducir en ningún caso la información que se ha publicado en otro soporte, ya sea en texto o video; debe aportar datos complementarios, nuevos elementos u otros puntos de vista. Qué tipo de contenido es más idóneo para cada plataforma y formato es una de las preguntas cardinales del marketing digital.

2. En aras de aprovechar la sensación de cercanía con los oyentes, el podcast puede ser empleado por los equipos de comunicación de los emprendimientos para responder preguntas, relatar interioridades del negocio o crear dinámicas que estimulen la retroalimentación, recursos que, bien administrados, generan sentimientos de comunidad, de formar parte.

3. Recurrir a expertos, influencers o líderes de opinión es siempre una carta de triunfo para cualquier podcast, no solo porque confiere credibilidad al tema que se aborda, sino también porque cada uno de estos expertos atrae a sus seguidores, con lo cual se estaría ampliando la audiencia potencial de la empresa y haría llegar la marca hasta públicos que no eran exactamente su meta original.

Leer más Marca digital en Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

Abrir chat
Negolution
Hola 👋 gracias por visitarnos!
¿En qué podemos ayudarte?