¿Cómo ser uno mismo?

Aunque parezca una locura lo que estoy a punto de decir, a veces, lo más difícil, es ser uno mismo.  Desafortunadamente, vivimos en una sociedad donde los juicios de valor imperan y hay quienes, por temor al qué dirán, pierden su autenticidad, o simplemente, nunca la encuentran.

Este artículo lo quiero abordar desde lo que somos hoy, alejándome del papel fundamental que juegan los padres en nuestra educación y el “abuso” de indicaciones constantes que, a menudo, distorsionan o debilitan el carácter de los niños. Quiero partir de lo que somos hoy, con todas las inseguridades que llevamos a la espalda, con todos los miedos.

Nosotros, que somos emprendedores, no somos solo responsables de nuestra persona, somos responsables de un proyecto que queremos que triunfe, que sea próspero, y en el día de hoy, la mejor forma de hacerlo es siendo auténtico.  Por eso les traigo tres consejos que, poniéndolos en práctica, los ayudarán, bajo cualquier situación, a ser ustedes mismos.

1 Rodéate de gente con la que te sientes a gusto

Una de las claves para ser auténticos es permitirnos sacar fuera lo que verdaderamente sentimos. Parece fácil pero nuestros sentimientos a veces pueden asustarnos y confundirnos un poco. Por eso, para irnos encontrando, es necesario estar cerca de personas con las que no nos sintamos juzgados por la más mínima disonancia, en nuestra manera de ver la vida. Intenta empezar a ser tú mismo en todo momento con tu círculo más cercano y luego, cuando te sientas cómodo ve ampliando el perímetro.

2 Cumple tus expectativas

La presión social a menudo nos obliga a hacer lo que “debemos” en vez de lo que queremos. El problema es que nunca he conocido a nadie que sea exitoso gracias, exclusivamente, a las opiniones de los demás. Si de los demás dependiera, hoy nadie conocería a Madame CJ Walker, Steve Jobs, Oprah Winfrey o Walt Disney. No dejes que nadie te moldee a sus expectativas, viniste a este mundo a cumplir las tuyas.

3 La honestidad nos ahorra tiempo a todos.

Esta frase me acompaña siempre, me recuerda que siendo honesto conmigo mismo y con los demás es la mejor manera de encontrarme, de ser auténtico.  Ser sinceros con los demás cuesta al principio, pero por lo general funciona como la tercera ley de Newton “A toda acción le corresponde una reacción de igual magnitud, pero en sentido contrario”. A quienes les demos honestidad, nos la devolverá con todo el placer del mundo. Pero ojo, también anoten esta frase “La honestidad sin tacto, es crueldad”.

Leer más Biz Advice

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website