Dale Pedale: “De un sótano del Vedado a lo más alto de Manhattan”

Rafael Urbay sueña en grande. Quiere ser un empresario importante, hacer deportes, viajar el mundo, y que su negocio, que nació en un sótano del Vedado capitalino, en Cuba, llegue a lo más alto de Manhattan.

Hace algún tiempo cambió su título de bachiller en Gastronomía por la práctica del triatlón y otros deportes, un hobby que se toma muy en serio. Tanto así que en el año 2017 se convirtió en el primer cubano, radicado en la Isla, en completar la distancia del Ironman en Cozumel, México.

En ese mismo año se aventuró también lo que sería su mayor reto: abrir su propio negocio. Nacía así Dale Pedale, un emprendimiento donde se combina la diversión con el entretenimiento aeróbico, logrando así extraordinarios beneficios, tanto físicos como emocionales.

Se trata de ciclo indoor, también conocido como spinning, una actividad física que se realiza en una bicicleta estática especial, y que ha ido ganando cada vez más popularidad en Cuba. A la par del entrenamiento aeróbico se intercalan periodos de sprint, con otros llanos y de montaña al ritmo de la música.

Pero Rafael asegura que en Dale Pedale ha tropicalizado la actividad del ciclo indoor, logrando una dinámica más cubana y caribeña.

Los inicios…

Cuenta este joven que fue un largo camino, que comenzó por conseguir una ubicación favorable para el local donde radicaría el negocio.

“Decidimos vender nuestra casa en un barrio llamado el Canal en el Cerro ese mismo año. Con ese dinero pudimos comprar un apartamento en el Vedado, en un edificio multifamiliar. Un apartamento inventado que constaba de un solo cuarto y en muy malas condiciones. Gracias a la ayuda de mi abuelo Cándido, de 80 años, el albañil y nosotros, que nos convertimos en sus ayudantes pudimos, reconstruir todo aquel desastre. Fue un año de mucho trabajo. Terminamos la restauración y pudimos vender y comprar en la calle J, en el Vedado también, un apartamento en bajos en un garaje. Era el lugar indicado, nos brindaba la posibilidad de dividir la casa para el negocio y también para vivir. En ese lugar empezó un proceso constructivo que duró dos años en completarse”.

¿Por qué este emprendimiento y no otro?

“El ciclo indoor me apasiona. Nada me hace más feliz que impartir clases. Me siento yo, lleno de energía, seguro de mí mismo. Me motiva saber que estoy ayudando a otras personas a tener un mejor estado de salud tanto físico como emocional. Terminar una clase y ver a las personas salir cansadas, pero a la vez felices, y saber que soy el responsable, me da una satisfacción que no sé cómo explicar”.

“Puedo tener problemas personales como los tenemos todo y al entrar por esa puerta todo se borra. Mi energía siempre tiene que ser positiva para trasmitir a mis clientes esa electricidad de buenas vibras”.

Conoció esta modalidad en el año 2015 cuando le propusieron ser instructor de este método de entrenamiento. Confiesa que en ese momento no tenía idea de qué se trataba, hasta que comenzó a practicarlo. Y no tardó mucho en apasionarse de esta combinación perfecta entre el deporte y la música.

¿De qué se trata?

“Como su nombre indica el ciclismo de interior, es una simulación de una ruta real de ciclismo, por lo que decido comprarme una bicicleta para poder sentir personalmente lo que le quería trasmitir a mis clientes. Salía a rodar los fines de semana con un grupo de amigos. Esta bicicleta se convirtió en la herramienta principal para practicar el deporte que hoy en día es mi hobby: el Triatlón”.

“Logré convertirme en instructor, ganándome el respeto de mis clientes y estudiando todo lo relacionado con la actividad. En una de mis investigaciones, descubro que en el mundo se hacían maratones de ciclo indoor. Convoco a una reunión con varios instructores de otros gym y gracias a la ayuda de nuestro amigo Ramón logramos hacer el primer maratón en nuestro país, en Don Cangrejo el 16 de noviembre de 2016. Pasó el tiempo y comencé a pensar en independizarme, crear mi propia marca y tener mi propio lugar”.

¿Qué perspectiva de desarrollo tiene un negocio como este en la Cuba actual?

Dale Pedale nació y funciona como un negocio familiar. En estos momentos su actividad está muy limitada a causa de la pandemia de Covid-19, que frenó el avance del sector del fitness. Una de las alternativas que tuvieron que buscar fue ofrecerles las bicicletas a sus clientes en sus propias casas, para que así se pudieran mantener activos, hasta tanto la situación les permita reabrir su local.

“Tengo el proyecto ambicioso de crear una nueva bicicleta estática, basado en mi experiencia como atleta, agregándole y modificando cosas sobre el diseño actual. Es un proyecto que me demorará años, y con el cual me siento muy motivado. Si lo logro me sentiré muy realizado, y si no, igual estaré feliz de haberlo intentado, no tengo cómo perder, cualquier resultado será una ganancia”.

Las clases…

Pedalear es un arte, asegura Rafael. “Cuando pedaleamos reducimos los niveles de estrés, mejora el sistema cardiovascular, la resistencia física, te ayuda a focalizar mejor tu capacidad de concentración, y por supuesto, se baja de peso”.

“Las clases son intensas, pero esto junto a la música te garantiza una muy buena experiencia de trabajo en grupo”. Cada una dura 50 minutos, y se pueden quemar entre 400 y 700 calorías, todo depende de la intensidad con que se trabaje.

“En mi caso me gustan las clases estrictas en cuanto a ejercicios, pero que a la vez sean agradables y cumplan su función. Siempre es una prioridad también cuidar a los clientes y evitar lesiones, por eso desde antes de la clase y durante el tiempo que esta dura, vamos controlando el tiempo que el cliente pedalea en biela o el que está sentado”.

¿Hasta dónde quieres llegar con Dale Pedale?

“Me gustaría expandir la marca y hacerla crecer tanto como fuera posible. Tengo que agradecer a la familia y a los amigos que aportaron su granito de arena, pues gracias a esos muchos poquitos es que hoy Dale Pedale es un sueño cumplido”.

Leer más La Entrevista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

Abrir chat
Negolution
Hola 👋 gracias por visitarnos!
¿En qué podemos ayudarte?