D´Brujas traslada sus hechizos a una tienda online

Es, quizás, el negocio con más magia de La Habana y el primer emprendimiento privado en la Isla caribeña dedicado a la cosmética natural, con un variado catálogo de productos, reconocidos y demandados no solo en la capital cubana. Cumplen 8 años de creado, y no paran de reinventarse y sorprender las muchachas de D´Brujas, de la mano de Sandra Aldama, fundadora y líder de este emprendimiento.

Para Sandra, como para muchos otros cubanos, la Covid-19 ha demandado mucha más creatividad, resiliencia e inventiva para poder mantener la gestión de su negocio. Como ella misma describe ha sido “un camino largo, con altas y bajas, tropiezos, batallas ganadas y muchas buenas sorpresas… como la vida misma”.

Por eso, hace muy poco, Sandra y las otras 7 “hechiceras” que la acompañan mezclando ingredientes en la cocina de D´Brujas, decidieron sorprender a sus clientes, y abrir una tienda virtual (dbrujas.com), un nuevo espacio desde donde pueden adquirirse sus productos de belleza y cuidado de la piel.

Cuenta que, como muchos negocios, D’Brujas tuvo que cerrar su tienda física como consecuencia de la pandemia, pero esto no significó un problema, sino una oportunidad para descubrir y aplicar nuevas estrategias de negocios.

“En ese momento se potenció el uso de las redes y toda la interacción vía online con los clientes, donde establecimos el servicio de entrega a domicilio que fue desde el principio muy bien aceptado. Abrir ahora una tienda virtual para D’Brujas es más una necesidad que el mero hecho de potenciar su imagen. Comenzamos utilizando las vías habituales (WhatsApp) para tomar las solicitudes de pedidos de los productos que nos fuera posible elaborar.

“Pero a 1 año y 6 meses de estar conviviendo con la Covid-19, el volumen de pedidos ya sobrepasa nuestro nivel de respuesta, sobre todo porque siempre hemos mantenido una atención personalizada con todos los que contactan, ya sean clientes habituales o los nuevos que han ido llegando”, cuenta Sandra.

La tienda virtual abrió el 8 de septiembre, el mismo día que D’Brujas celebró su octavo cumpleaños, con un catálogo que oferta en estos momentos jabones y cuatro tipos de bálsamos. Las entregas se hacen de 3 a 5 días después de realizado el pedido, previa coordinación con el cliente.

“Nos brinda la posibilidad de que los clientes puedan acceder en cualquier momento del día o la semana para realizar su compra”.

Sandra y su equipo están, además, dando los pasos para convertirse en una microempresa, a raíz de la aprobación de un Decreto-Ley para la formación de micro, pequeñas y medianas empresas que entrará en vigor el próximo 20 de septiembre.

“Los retos siguen siendo los mismos, contar con una fuente de obtención de materias primas que nos permita explotar al máximo nuestras potencialidades. Esa sería también nuestra meta: cero límites a la creatividad”.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website