El beneficio social, una de las premisas de Juanky ‘s Pan

Los tres puntos de venta de ese negocio mantienen un vínculo dinámico con las comunidades. En la situación actual, sus trabajadores ayudan a los ancianos en situaciones adversas y exhortan a que otros cuentapropistas se sumen a las acciones para mitigar el impacto de la Covid- 19.  

Desde su fundación en 2012, Juanky’s Pan ha estado involucrado en acciones de beneficio social. “Siempre tuvimos claro que los diferentes puntos de venta del negocio debían relacionarse con los vecinos y el entorno. La idea es que estén contentos, orgullosos y se sientan apoyados por nosotros”, afirma Juan Carlos Blaín, Director Ejecutivo y uno de los fundadores de la marca.

En consonancia con esa premisa, el equipo de dirección de la empresa diseñó una estrategia de ayuda a las personas mayores de 60 años, en situación desfavorable o que vivieran solos, para reducir el impacto de la pandemia Covid-19 en ese sector poblacional.

La iniciativa, explica Juan Carlos, parte del encuentro con los representantes de los gobiernos de los municipios habaneros Playa, La Lisa y Marianao. El propósito fue identificar, en una primera etapa, a los adultos mayores con esas características y, mediante un proceso organizado, hacerles llegar una merienda diaria.

Para ello Juanky’s Pan determinó donar 100 por ciento de las utilidades en este período y, de conjunto con el Club de Motos Eléctricas (MEC), distribuir la comida en horarios preestablecidos y con las medidas sanitarias pertinentes. El comienzo de esa acción fue el sábado 28 de marzo por Marianao.

Con anterioridad, dispusieron la entrega de meriendas a los doctores del Consultorio Médico de la Familia de La Lisa, involucrados en las labores de pesquisaje y, posteriormente, llevaron refrigerios a clientes habituales en condiciones de aislamiento, “para darles un poco de alegría y satisfacción”

Debido a la situación epidemiológica del país y como parte de una estrategia de marketing, el negocio potencia el servicio a domicilio e inserta en el mercado productos pre-elaborados, “el fin es que los compradores permanezcan en sus hogares, cuiden su salud y, a partir de una receta que viene incluida, cocinen algunas de nuestras ofertas”, asegura Juan Carlos.

El Director de Comunicación y Marketing, Carlos Arce, manifiesta que, primeramente, ese nuevo servicio solo contiene pizzas, pero proyectan incluir batidos con la leche y las frutas congeladas, y sándwich de fácil preparación y transportación como el Medianoche. “De cada diez que vendamos, uno se lo regalaremos a las personas con dificultades económicas”, asevera.

Sumado a lo anterior, los diferentes puntos de venta delinearon un plan para mantener la producción: disminuir el servicio de salón e incentivar el pedido a domicilio, y brindarles a los trabajadores charlas educativas para conocer el alcance y propagación de la pandemia.

También intensificaron las medidas de higiene con la colocación de un lavamanos a la entrada del establecimiento de La Lisa, agua con hipoclorito y la utilización de nasobucos; redujeron los turnos laborales; así como, enviaron para la casa a los trabajadores mayores de 60 años con su salario íntegro.

Otras labores de impacto social, en sus casi siete años de creado, son: limpiezas en el Río Quibú, ubicado en el reparto Flores; la entrega de las donaciones de clientes y trabajadores a los damnificados del tornado que afectó Cuba en enero de 2019; participación en trabajos voluntarios y actividades comunitarias; visitas a hogares de personas con discapacidad, entre otras. 

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website