Un “Gao” en La Habana: Made in Italy

Annalisa vive en Cuba hace 8 años. A pesar de que ahora, la Isla es su segunda casa, comenta que en su primera visita no se enamoró por completo de Cuba. Su gente, sus costumbres y la cultura, fueron los elementos que convirtieron la estancia de 2 años en definitiva.

Para ella no existe otro sitio en el mundo como la Habana Vieja, lugar donde su familia, en el 2013, decidió hacer una pequeña inversión y abrir un restaurante nombrado “Café Bohemia”. Al año siguiente, vino con el objetivo de ayudar con el negocio familiar, escapando de la crisis económica que se agravaba cada vez más en Italia, golpeando sobre todo al sector del arte donde se desempeñaba día a día.

Nace Gao Habana

La Covid-19 no permitió que el Café continuara abierto. Sin poder resolver el problema, Anna desempolvó su máquina de coser y empezó a confeccionar nasobucos para toda su familia.

“En Italia era diseñadora de moda y elaboraba vestuarios y trajes históricos para el teatro y el cine. La pandemia sirvió para darme cuenta que tenía muchas ideas guardadas. Comencé a dibujar, diseñar y a inspirarme con todos los retazos de tela inutilizados que tenía en casa” comenta Annalisa.

Así, con recursos caseros y mucho corazón, surgió Gao Habana, un pequeño emprendimiento que a través de dicharachos populares impregnados en bolsas, carteras, pullovers, nasobucos y otros muchos artículos, aspira a convertirse en un negocio más ambicioso en el futuro.

“La idea de Gao… es que sea una tienda donde puedas encontrar todo tipo de producto artesanal, cubano y autóctono. No solamente estaré realizándolos yo, sino un sinfín de artistas de todo el archipiélago, que contribuirán a que la tienda se mantenga surtida” nos cuenta.

Uno de los principales objetivos que persigue este proyecto es implementar en Cuba el uso de objetos 100% de producción nacional. Carteras de cuero y fibras naturales, elementos de yarey, artículos para el hogar. Café, tabaco y chocolate son algunos de los productos que desea incluir Annalisa en Gao Habana. Nos afirma que tendrán un sello único y exclusivo, pues no habrá una producción masiva. Cada pieza será diferente.

Sobrevivir en Cuba

Para Annalisa vivir en Cuba fue un desafío. Al no dominar el español, los tropiezos de los primeros meses no fueron pocos. La Habana Vieja fue su escuela. Las vivencias del barrio, las conversaciones con los vecinos y la rutina habanera, fueron la inspiración para el arte que plasma en cada una de las confecciones de Gao Habana.

“En un principio comenzaron a cobrarme de más en muchos lugares por mi acento. Sabían que era extranjera. Cada vez que bajaba por Teniente Rey, el acoso era constante. Hasta que descubrí algo que identificaba a los cubanos de la zona: siempre estaban cargando artículos y bolsas en sus manos. Entonces comencé a hacer lo mismo, hasta que todos se fueron acostumbrando e incluso, a confundirme con una oriental nacida en Guantánamo” cuenta entre risas.

Annalisa es italiana, pero vivir y sembrarse aquí por tantos años, la hace pensar que este también es su hogar.

“Gao es la casa de uno. En Italia te enseñan una cosa desde que eres pequeño: el hogar es lo más importante, pues es donde está tu familia, tus raíces, tu corazón; es donde creces, aprendes y al final te desprendes para descifrar el mundo, pero siempre necesitarás volver”.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website