Ellas Hablan: “Las mujeres somos un poder”

¿Son los “no” el fin del camino? ¿Cuál es el método para luchar contra las situaciones difíciles sin perder el control? 

Durante casi dos horas, estas y otras interrogantes, centraron la atención de cerca de 100 emprendedoras en Fábrica de Arte Cubano en la capital, como parte de la segunda edición de Ellas Hablan, el espacio creado por Negolution y en alianza con la Embajada del Reino de los Países Bajos, para compartir experiencias de mujeres emprendedoras en la Cuba actual.

En esta ocasión la invitada especial fue Lizt Alfonso, una mujer que ha sido catalogada como fenómeno artístico y social por sus exitosos intercambios culturales y académicos, montajes coreográficos, clases magistrales, talleres, y por dirigir una de las agrupaciones de danza fusión más prestigiosas de Cuba: Lizt Alfonso Dance Cuba.

Lizt, de la mano de la psicóloga Patricia Arés, compartió su historia de vida, los grandes obstáculos que ha tenido que vencer para llegar hasta donde está, los que sigue venciendo todos los días, convencida de que “las mujeres somos un poder y una de las soluciones a los problemas, porque unidas somos más fuertes”, aseguró.

 “La historia de Lizt bien podría llamarse Desafiando imposibles”, consideró la psicóloga en la cita del pasado sábado, “no siempre los obstáculos y las piedras en el camino son para mal, a veces te ayudan a vencer y decir: yo puedo, yo lo logro, yo quiero”.

Otros tres proyectos liderados por mujeres compartieron sus experiencias: Pilares Construcciones (una Mipyme dedicada a la construcción, mantenimiento, reparación y rehabilitación de inmuebles, y la producción y comercialización de materiales con base en el reciclaje), Color Café (un negocio dedicado a la moda y el diseño con 4 años de experiencia) y Bestview Havana (un emprendimiento dedicado al alquiler de apartamentos de lujo en La Habana con concepto oasis).

“Soy ingeniera civil y madre de dos hijos”, comenzó contando Yulieta Hernández, socia de Pilares Construcciones, “me decían que tenía que ser abogada o periodista, pero a mí me gustaba la construcción”.

“Enfrentarse a un equipo de hombres a pie de obras, para las mujeres es difícil, pero no imposible, también es muy complicado emprender en Cuba, las opciones de financiamiento son muy escasas, yo llegué a deber 40 mil cuc, no dormía, pero no me rendí, y hoy somos una empresa de construcción y tenemos ya 1 año como Mipyme”.

En πlares Construcciones son 5 socios, 4 de ellos mujeres, y actualmente están enfocados en crear una brigada de mujeres albañiles.

Loypa Aguirre, fundadora de Color Café contó que ella construyó su negocio, no solo conceptualmente, sino a pie de obra, con lo albañiles, arreglando el local, diseñando, hasta dejarlo todo listo, y con el apoyo de su familia y su esposo.

“He tenido muchos altibajos, pero muchas alegrías también, quisiera enseñar a otras mujeres, hombres, niños y niñas”, dijo.

En Bestview Havana el 90% del grupo son mujeres lideradas por Ada Dimbath y, además del alquiler de apartamentos, trabajan en un proyecto con la idea de unir la gastronomía, el vino y la fuerza de las mujeres.

“Mi objetivo es encontrar el oasis de las mujeres”, aseguró Ada.

En el marco actual, aún con la apertura económica a la iniciativa privada que les permite a las mujeres ser propietarias de sus negocios, las emprendedoras son apenas una tercera parte de los Trabajadores por Cuenta Propia y poco más del 20% de las sociedades de las nuevas micro, pequeñas y medianas empresas.

Ellas Hablan busca, desde su primera edición, abrirse como un espacio de empoderamiento y posibilitar que los testimonios y experiencias compartidas puedan iluminar el camino de otras mujeres empresarias en la isla; donde cada historia cuenta y todas las voces son escuchadas.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website