En Cuba también se hacen drones

Hace poco más de un mes sorprendía una noticia que circulaba por los medios y redes sociales: emprendedores cubanos habían fabricado y lanzado drones con forma de gavilán.

Los responsables de esta irrupción de drones con forma de aves en el cielo son los muchachos de AlaSoluciones, una iniciativa de trabajadores por cuenta propia enfocada en el desarrollo de vehículos aéreos no tripulados, destinados a la industria y los servicios.

Cuatro amigos dieron vida a este proyecto en el año 2017, pero hoy trabajan en él 8 personas con diferentes formaciones: ingenieros mecánicos, informáticos, agrónomos y técnicos, pero todos aeromodelistas. 

Uno de ellos es Erick Carmona Padrón, jefe del equipo, quien cuenta que en cuanto a la tecnología que utilizan en sus drones, hay mucho de electrónica y programación, pero también de ingenio, horas de dedicación y estudio, para estar actualizados en cuanto a los últimos adelantos en el campo a nivel mundial. 

Erick y su equipo prácticamente trabajan con cualquier solución que incluya tecnología para su ejecución, aunque el proyecto principal es el de los drones, desarrollado de conjunto con el Parque Científico-Tecnológico de La Habana, con quienes también trabajan en la creación de una posible empresa de base tecnológica.

En AlasSoluciones han desarrollado 4 prototipos principales: un avión multipropósito al que llamaron Sky Walker, que se usa para el trabajo de cartografía, un dron multifuncional para probar los algoritmos y sistemas de control creados por el equipo, un dron de superficie acuática diseñado especialmente para el trabajo de medición de profundidad en las presas cubanas, que permitirá hacer un levantamiento de los volúmenes reales de agua que existen en los embalses del país.

El cuarto es el sistema de cetrería robótica, que ha llamado la atención en las redes, pues imita la forma y sonido de un gavilán, y está diseñado para espantar aves en lugares donde se necesite, por ejemplo en los aeropuertos, o cultivos como el arroz, donde causan grandes estragos. Este dron permite alejar a las aves de estos lugares sin necesidad de matarlas o causarles daño.

“Los drones con forma de halcón surgieron porque la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios no tenía una aeronave de aeromodelismo propia sino que rentaban a empresas españolas, y era necesario sustituir esta importación de servicios”, cuenta Erick.

Este halcón es un dron completamente automático, del cual hay 3 prototipos realizados, y tiene además, el mérito de ser la primera aeronave cubana que aterriza de manera automática.

Así, si hace más de tres décadas académicos e investigadores de la Mayor de las Antillas soñaban con el diseño de robots, ya hoy es un hecho que la Isla tiene sus propios drones.

Leer más Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website